Sao Paulo, (Notimex).- Dos equipos que no se animaron, que no se atrevieron, demasiado conscientes de lo que estaba en juego, decidieron echarse un volado en la ronda de penales, que al final se fue del lado de Argentina, que dejó en el camino a la misma Holanda que eliminó a México.

Luego del 0-0 en el tiempo regular y los dos extra, argentinos y holandeses se la jugaron desde los 11 pasos y ahí los sudamericanos resultaron favorecidos gracias a dos providenciales atajadas de Sergio Romero, que dejó la ronda de penales en 4-2.

Así, los albicelestes fijaron cita con Alemania para el domingo en el legendario Maracaná, donde se disputará la vigésima final de la Copa del Mundo.

Vlaar 0 Messi 1
Robben 1 Garay 1
Sneijder 0 Agüero 1
Kuyt 1 Rodríguez 1

Holanda 2 Argentina 4